MUSICA ESTILO Y VITRINA

festivales y recitales

13/10/2012/ 9:00 am

Se acerca fin de año y el verano, temporada de conciertos y festivales,  Creamfields (9 de Nov), Maquinaria (10 11 Nov),  Mysteriland (14 15 16 Dic), Lollapalooza (6 7 Abril) son los más importantes del momento en Chile, abarcando todos los géneros de música populares, atrayendo consigo también, todos los estilos.

Casi todos con origen internacional, haciendo su adaptación a nuestro país  o continente, se han convertido en los eventos esperados del año, logrando que la gente compre sus entradas sin siquiera saber el Line Up que los conforma, preparando vacaciones y viajando de regiones a Santiago para no perderse los días más esperados del año.

Dejando de lado la magnitud social y musical que alcanzan los festivales,  me quiero concentrar en el “fenómeno vitrina”. Conocido es el caso de Coachella Fest, festival norteamericano, donde no solo importa la música, si no que el estilo personal es uno de los protagonistas de los días que dura el evento, no solo a nivel sociedad, si no también a nivel industria, marcas de retail preparan su publicidad en paralelo al evento, paginas web relacionadas a la industria -incluso VOGUE.COM- dedican páginas a especiales sobre el tema, que usar para los festivales, cuales son los estilos que predominan la escena, los MUST de la temporada acorde al Line Up de la ocasión,  marcas IN y marcas OUT, peinados, maquillaje e incluso manicura.
Todo esto desemboca en el “fenómeno vitrina”, que va más allá del fanatismo por las bandas que se presentan, ya no solo importa la polera de la banda, ahora el outfit completo es tema, no solo para mujeres, para hombres también.
Esto no solo significa ropa, también el color de piel es importante, ojalá “sun kissed”, un pelo precioso, las gafas adecuadas y una actitud de conectado con la música.
Verse lo suficientemente rockero, hippie, alterno, industrial, psy, trancero, dependiendo de la ocasión  es casi más importante que saberse las letras de las canciones a la hora de corear a la banda, si lograste un look festivalero, lo demás da igual.

Para terminar quiero decir que esto no va en modo de crítica, todo lo contrario, asumo como consumidora del medio, que es un fenómeno social que nos abarca a todos, todos queremos vernos bien, sobre todo en ocasiones como estas, en las que el público es importante, en un país como el nuestro que estamos acostumbrados a vestirnos bien para situaciones especiales, si no nos sentimos “over dressed”. Los festivales son LA oportunidad que tenemos para dejar fluir al máximo la creatividad frente al espejo y hacer de nuestro estilo una obra maestra rockera, que suele terminar en un caos, pelo mojado y zapatos en la mano, pero al menos tuvo su momento glorioso.

Fotos Web / Gráficas adorosocial.com

Escrito por adorosocial

Post AnteriorLA LOCURA PINOT NOIR Siguiente PostSCOTT SCHUMAN

¿Qué opinas tú?